Identifican los errores que aparecen en el proceso de toma de decisiones

Descubren el mecanismo que limita nuestras elecciones al tomar una decisión

  El nuevo sesgo mental podría estimular la depresión
Uno de los atajos que nuestros cerebros toman cuando tratamos de decidir algo es eliminar automáticamente todas las opciones que podrían tener consecuencias negativas, la principal palabra en esta situación siendo “podría” [ocurrir]. Los científicos afirman que este enfoque podría hacernos perder la oportunidad de nuestras vidas.

Uno de los atajos que nuestros cerebros toman cuando tratamos de decidir algo es eliminar automáticamente todas las opciones que podrían tener consecuencias negativas, la principal palabra en esta situación siendo “podría” [ocurrir]. Los científicos afirman que este enfoque podría hacernos perder la oportunidad de nuestras vidas.

Al mismo tiempo, este proceso de poda puede proporcionar uno de los fundamentos del desarrollo de la depresión en el cerebro humano, según explican los investigadores del Colegio Universitario de Londres (UCL).

Este defecto mental se produce principalmente cuando nos enfrentamos a una decisión complicada, o a una que requiere mucha planificación. Para esta investigación, el equipo dio el ejemplo de la planificación de un viaje a otro país.

Algunas personas prefieren poner limitaciones en sus propias decisiones, por ejemplo ir a un destino que requiere un viaje de menos de 5 o 6 horas en avión. Se trata de una preferencia personal, pero las personas que hagan esta decisión podrían perder un montón de diversión.

"Esta estrategia simplifica el proceso de planificación y garantiza que no tendrán que soportar un vuelo largo e incómodo. Sin embargo, esto también significa que podrían perderse un increíble viaje a un destino exótico", explica el científico Quentin Huys, que también es el autor principal de la investigación.

Él también añade que este proceso de toma de decisiones también puede tener implicaciones negativas después de todo.

Hay que tener en cuenta que este proceso se produce automáticamente dentro del cerebro, por lo que la gente necesita prestar atención especial a fin de atraparlo en el acto. Sin embargo, esta acción es muy importante porque para tomar una decisión compleja las personas tienen que cruzar una cascada de procesos.

Esto significa que cada paso del proceso se basa en el que llegó antes. Si el sesgo interfiere en uno de estos pasos, puede que la conclusión a la que llegamos sea defectuosa. Debemos, por tanto, permanecer vigilantes durante este proceso de filtrado.

En una serie de experimentos llevados a cabo en UCL, los investigadores pidieron a 46 sujetos de prueba hacer una serie de decisiones al navegar en un laberinto. En cada turno, los participantes ganaban o perdían dinero, según un algoritmo. Los científicos notaron que los participantes evitaban automáticamente los caminos en que ellos perdían dinero.

Al mismo tiempo, esos caminos prometían mayores recompensas si el desplazamiento se realizaba correctamente. El grupo de UCL sugiere que esta tendencia podría tener efectos negativos en nuestra vida diaria, informa PsychCentral.

Comments

By Tudor Vieru    10 Mar 2012, 12:32 GMT